Cuádruple asesinato de Pioz (agosto de 2016). La prueba neurocientífica valorada por el Supremo y la Neurocriminología como disciplina de estudio de la conducta violenta

Recientemente, el Tribunal Supremo elevó de una a tres condenas de prisión permanente revisable, la pena del llamado caso del asesino de Pioz. En el siguiente enlace podemos acceder a la noticia de la página de Poder Judicial y al texto completo de la Sentencia de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, correspondiente al recurso de casación interpuesto por el imputado.

http://www.poderjudicial.es/cgpj/es/Poder-Judicial/Noticias-Judiciales/El-Tribunal-Supremo-aumenta-de-una-a-tres-las-penas-de-prision-permanente-revisable-para-el-cuadruple-asesino-de-Pioz

En sus Fundamentos de Derecho 4.1. y 4.2. se discute acerca del “debate en ciernes” que ha supuesto la valoración jurídica de la prueba de neuroimagen PET-TAC que aportó la defensa, para justificar que su cliente padecía un daño cerebral que le impedía distinguir con claridad el bien del mal. Esta prueba no solo no impactó en las resoluciones de la Audiencia Provincial de Guadalajara, ni en la del Tribunal Superior de Justicia de Castilla La Mancha, sino que nuevamente no prospera en el recurso de casación. Explica el Ponente que no se desprecia el valor de las pruebas de neuroimagen, sino que estas se consideraron insuficientes para justificar un daño cerebral que incidiera directamente en la capacidad de querer y entender del imputado.

Merece la pena leer con detalle la resolución, en la que encontramos fragmentos que nos remiten a la “controversia histórica” que supone el debate determinismo-libertarismo en cuanto a la responsabilidad personal del acto criminal.

lo

Y es que este apasionante campo de estudio que es la conducta violenta, presenta multitud de aristas y supone aún un reto para su comprensión. La aplicación al ámbito jurídico y forense es directa, por ello, queremos presentaros un amplio proyecto formativo, directamente relacionado con la psicopatología forense y la criminología como áreas de conocimiento y asesoramiento a los tribunales.

El master online de la Universidad de Valencia sobre Neurocriminología y dirigido por el Catedrático de Psicobiología de la Universidad de Valencia Luis Moya Albiol es claro ejemplo de ello: https://postgrado.adeituv.es/es/cursos/area_de_psicologia-5/neurocriminologia/datos_generales.htm.

Así mismo, el Manual de Neurociminología (2015): https://www.edicionespiramide.es/libro.php?id=4321858, servirá a muchos de nosotros como referencia de base de esta línea de conocimiento.

lol

La neurociencia irrumpe progresivamente en el proceso jurisdiccional. Los jueces observan muy atentos los avances de la misma; es más, recientemente se viene generando un intenso debate doctrinal entre neurocientíficos, filósofos y juristas, que se centra en la cuestión de si el Derecho Penal necesita una revisión profunda y una modificación de algunos de sus fundamentos. El debate también se amplía al derecho procesal, donde se cuestionan aspectos que afectan a la prueba testifical y pericial, la detección de mentiras, los fallos de la memoria, la medición del dolor indemnizable…

Os animamos a bucear, prudente pero rigurosamente, en la contribución a este debate.

 

“La neuropsicología dentro del ejercicio forense”, de la edición presente de FOCAD para la División de Psicología Jurídica.

 

No te pierdas el documento titulado “La neuropsicología dentro del ejercicio forense”, de la edición presente de FOCAD para la División de Psicología Jurídica.

Si eres miembro de la División de Psicología Jurídica puedes realizar los cursos especializados programados hasta el 31 de diciembre de 2020, entre los que se encuentra el curso “La neuropsicología dentro del ejercicio forense”, cuya autora es nuestra compañera Amaya Nagore Casas. También podrás responder el cuestionario de evaluación para obtener la certificación de 20 horas tras haberlo superado favorablemente.

Como sabes, la formación continuada en nuestra profesión es algo indispensable. El Programa de Formación Continuada a Distancia FOCAD en Psicología tiene la finalidad de promover la actualización de sus profesionales colegiados. Dicho programa tiene un recorrido de 42 ediciones y en su recurso de Biblioteca actualmente puedes consultar todos los cursos publicados desde 2008 a 2018.

Sin duda, un excelente recurso de formación actualizada, por el que agradecemos que el Consejo General de la Psicología haya tenido en cuenta nuestra área de interés, que progresivamente va consolidando su presencia en el panorama científico-profesional.

 im 

Portada del curso disponible para psicólogos/as colegiados/as que pertenecen a la División de Psicología Jurídica. https://www.focad.es/index.asp#divisiones 

Programa provisional II Congreso Neuropsicología Jurídica y Forense. 20 y 21 de Febrero, Barcelona.

Con nuestra agrupación en Neuropsicología Jurídica y Forense ya constituida, celebramos la segunda edición de este congreso, desde que así se acordara en la primera reunión en Granada, en enero de 2018.

José Ortega y Gasset nos dijo “solo es posible avanzar cuando se mira lejos; solo cabe progresar cuando se piensa en grande”.

Sabemos que crecer en nuestra área profesional, como en todo, necesita tiempo, pero
sobre todo, necesita foros de discusión, trabajo y mucha labor de investigación. Por eso
planteamos este segundo encuentro como un espacio de bienvenida a la duda, al
problema y a la disertación, de la mano de grandes profesionales de diversas
disciplinas de la psicología, la psiquiatría, la neurología, y las ciencias jurídicas.

Para conocer el programa provisional, sigue este enlace

PROGRAMA PROVISIONAL II CONGRESO SENJYF

REPRESENTACIÓN DE LA NEUROPSICOLOGÍA FORENSE EN EL CONGRESO NACIONAL DE PSICOLOGÍA VITORIA-GAZTEIZ

Del 21 al 24 de julio se celebró el IV Congreso Nacional de Psicología en Vitoria, organizado por el Consejo General de la Psicología y Psicofundación. Bajo el lema “Nada de lo psicológico nos es ajeno”, han sido intensas jornadas repletas de experiencia y conocimiento relativo a todas las áreas de aplicación de la psicología contemporánea.

La Sociedad Española de Neuropsicología Jurídica y Forense ha tenido representación en esta cita mediante el Simposio titulado: “Ámbitos de aplicación de la Neuropsicología forense”, coordinado por Óscar Pino y compuesto por Amaya Nagore, Miguel Pérez y Maribel Marín, todos ellos miembros de la asociación.

Los temas desarrollados por los ponentes, respectivamente, fueron los siguientes: “Aplicaciones de la neuropsicología forense a la jurisdicción civil”, “Un caso de trastorno mental transitorio” y “El diagnóstico de la simulación en neuropsicología forense”, ante un auditorio prácticamente lleno y muy participativo.

Ligados de manera muy cercana con el ejercicio profesional del neuropsicólogo forense, y presentes en el congreso como intervenciones invitadas, pudimos aprender de los trabajos de referencia expuestos de Virginia Barber sobre el Trastorno Antisocial de la Personalidad, por Antonio Andrés-Pueyo sobre la valoración de la gestión del riesgo de conducta violenta, o por Fernando Maestú sobre el conectoma, entre otros.

Esperamos que en la V edición, la neuropsicología forense a nivel nacional consiga exponer avances aún más consolidados.

f

De izquierda a derecha, los integrantes del Simposio sobre Neuropsicología Forense: Oscar Pino, Miguel Pérez, Maribel Marín y Amaya Nagore.

Jornada “Avances en Neuropsicología”

Captura

El próximo viernes 18 de octubre se celebrará en el Salón de Actos de de la Facultad de Turismo y Finanzas de la Universidad de Sevilla, la jornada “Avances en Neuropsicología”, organizada por el Colegio Oficial de Psicólogos de Andalucía Occidental.

Es una oportunidad para aprender de primera mano las últimas investigaciones en este campo. Además de conocer los avances en Neurorrehabilitación y en técnicas de intervención relacionadas, tres expertos en Neuropsicología Forense, D. Óscar Pino, Dña. Candela Gracia y Dña. Amaya Nagore, nos explicarán la implicación de la Neuropsicología en el ámbito judicial a través de casos prácticos.

Os esperamos ¡¡

Si quieres más información, pincha en el siguiente enlace

http://v.calameo.com/?bkcode=0056149813d64f92b140a&mode=mini

 

16TH SIG-NR-WFNR CONFERENCE & 15TH SANP CONGRESS IN GRANADA-SPAIN 27-28 JUNE 2019

banner_2019

Los próximos días 27 y 28 de junio se celebrará en Granada el 15º Congreso SANP y se realizará conjuntamente con la 16ª Conferencia de Rehabilitación Neuropsicológica del NR-SIG-WFNR (Grupo de Interés Especial en Rehabilitación Neuropsicológica de la Federación Mundial de Neurorehabilitación).

Si quieres ampliar la información e inscribirte sigue este enlace.

 

Publicación de “Neuropsicología Forense. Una disciplina emergente”

Queremos felicitar a nuestra compañera y Secretaria de la SENJYF Amaya Nagore, por la publicación de su libro ” Neuropsicología Forense. Una disciplina emergente”.

La publicación de un nuevo manual de nuestra área profesional es siempre un motivo de alegría y aún más en este caso, ¡Enhorabuena Amaya ¡

Os adjuntamos la reseña del manual publicado por la Editorial Síntesis y el enlace a su web :

“La neuropsicología puede constituir una valiosa profesión para jueces, abogados y fiscales en los ámbitos del derecho civil, penal y social, superando el hecho de ser un vasto campo de investigación, para ser aplicada en la sala de justicia. En algunos casos, el juez preguntará si el investigado actuó con conocimiento y voluntad plenas; en otros, si un determinado trastorno cerebral ha producido un daño en el afectado y en qué grado este daño lo incapacita para su vida diaria, e incluso si la persona presenta capacidad cognitiva para prestar testimonio o para decidir solo o asistido sobre importantes cuestiones relativas a su vida personal.

Este manual es una guía de revisión, con estrategias prácticas al mismo tiempo, que trata de actualizar el ejercicio de esta profesión enfatizando las cuestiones sobre el rigor metodológico exigido en el foro judicial.

Va dirigido fundamentalmente a tres tipos de profesionales: en primer lugar, al operador jurídico, para cuyo asesoramiento se destinan los informes neuropsicológico-forenses. En segundo y tercer lugar, a profesionales de la psicología aplicada (y otras disciplinas afines), que, por un lado, trabajan en el campo de la neuropsicología clínica y, por otro, dentro de la psicología forense. Este libro abarca las necesidades e intereses de los citados colectivos, aunque, sobre todo, pretende ser una modesta aportación para estimular el desarrollo de la investigación y el debate científico en el área de la neuropsicología forense.

Amaya Nagore Casas es psicóloga forense en el Ministerio de Justicia y psicóloga especialista en neuropsicología clínica. Pertenece al Grupo de Investigación en Neurociencia Clínica de Segovia (GINCS)”

9788491713326

 

 

Neuropsicología Forense

 

La Neuropsicología es una disciplina fundamentalmente clínica, que converge entre la Neurología y la Psicología. La neuropsicología estudia los efectos que una lesión, daño o funcionamiento anómalo causa en las estructuras del sistema nervioso central, sobre los procesos cognitivos, psicológicos, emocionales y del comportamiento individual. Estos efectos o déficits pueden estar provocados por traumatismos craneoencefálicos, accidentes cerebrovasculares o ictus, tumores cerebrales, enfermedades neurodegenerativas (como, por ejemplo, Alzheimer, esclerosis múltiple, Parkinson, etc.) o enfermedades del desarrollo (epilepsia, parálisis cerebral, trastorno por déficit de atención/hiperactividad, etc

En los últimos años la Neuropsicología ha ido adquiriendo una relevancia teórica, clínica y social de progresiva importancia, haciéndose patente en el plano legal como resultado de peritaciones que valoran el daño cerebral adquirido como consecuencia de accidentes de tráficos y  laborales.

De esta manera, la Neuropsicología Forense es una disciplina emergente que surge para dar respuesta a unos nuevos tipos de problemas y conflictos que se desarrollan frecuentemente en el sistema jurídico actual.

La Neuropsicología Forense debe responder a la denominada  cuestión  forense, esto es, si la disfunción afecta al suceso bajo consideración legal o es resultado del  mismo (Hom, 2003). El clínico trata de ayudar al paciente, mientras que el forense ayuda al  esclarecimiento de la verdad (Verdejo y cols. 2004).

La neuropsicología ofrece así a los tribunales, la posibilidad de realizar de una forma fiable y sensible la identificación de la existencia de una alteración o trastorno, la descripción del mismo, el establecimiento de su relación con el SNC, si es posible etiológica y, finalmente, la recomendación de futuras evaluaciones y tratamiento (Peña, 1983; Kolb y Wishaw, 1985; Ellis y Young, 1992 y Junqué y Barroso, 1994).

El rol del neuropsicólogo forense, mediante su evaluación pericial, tiene una sola función; determinar la existencia de una disfunción neurocognitiva sobre el sujeto y establecer su relación con la causa que se juzga (McMahon y Saltz, 1981)

  Las diferentes áreas en las que puedes intervenir son:

 

DERECHO CIVIL

 

 

Incapacitaciones civiles

 

DERECHO DE LA CIRCULACIÓN 

 

VALORACIÓN DEL DAÑO CORPORAL

 

 Cuando las lesiones causadas comprometen el funcionamiento cognitivo de los sujetos.

(Afectación de memoria, atención, lenguaje, capacidad de planificación y organización, etc.)

 

 

DERECHO LABORAL

 

 

Esencialmente en los asuntos relacionados con las incapacidades laborales

 

 

DERECHO PENAL

 

 

Investigación de la responsabilidad criminal ante un hecho delictivo

 

Dentro del Derecho Civil, el neuropsicólogo forense ha de determinar las causas de la incapacitación, las características que componen la enfermedad que padece el sujeto y si su condición es persistente e impide a la persona gobernarse por sí misma, elemento que configura la conexión causal entre la enfermedad y la capacidad legal, asociada a trastornos cognitivos presentes tanto en enfermedades neurológicas (demencias como al enfermedad de Alzheimer), como psicopatológicas (deterioro cognitivo asociado a la esquizofrenia), la valoración de minusvalías psíquicas con la apreciación de detrimentos intelectuales y cognitivos

En lo relativo a la capacidad para testar, el profesional puede confirmar que la persona lo realiza en su “cabal juicio”, ya que permite corroborar que la persona posee las capacidades suficientes para llevar a efecto el acto de testar.

En los casos de demencias, el perito debe asegurarse de que la persona que está  evaluando padece de demencia, algo que no resulta tan obvio en fases tempranas de la  enfermedad La evaluación neuropsicológica se hace imprescindible, pues son  los trastornos cognitivos los que, en la mayoría de los casos, conforman el eje principal del  cuadro clínico de demencia (Delgado-Losa y cols., 2001).

Con respecto a los daños y secuelas, el perjuicio psíquico, se refiere a todo aquel deterioro de las funciones psíquicas generalmente producido de forma súbita y que ha sido provocado, de manera directa o indirecta, por otra persona o por otra entidad responsable. De esta manera cuando se produce una lesión, el responsable de la misma está obligado a reparar el daño ocasionado y con el fin de determinar el cálculo de indemnización es necesario evaluar la lesión y secuelas.

Mediante la pericial neuropsicológica se fijan, con la máxima exactitud posible, las consecuencias que un proceso traumático ha tenido en las facultades mentales y cognitivas de un individuo. Lo cual sirve a un juez o tribunales para establecer una compensación económica o para que los particulares alcancen algún grado de acuerdo sobre los daños y las indemnizaciones derivadas de las lesiones producidas. (María L. Naharro, Javier Soler, Diego Falcone, 2010).

Después de un traumatismo craneoencefálico leve puede aparecer y persistir el  conocido como síndrome posconmocional, un conjunto  de síntomas somáticos, cognitivos y  emocionales (Fernández-Guinea, 2001). Los síntomas cognitivos consisten en pérdida de  velocidad de procesamiento, lentitud de respuesta,  disminución en la capacidad de concentración, bajo rendimiento en tareas de atención alterna y dividida, menor flexibilidad  mental y pérdida de capacidades mnésicas.  Secuelas producidas por consumo de sustancias psicoactivas, en el caso del alcohol los  efectos neuropsicológicos a largo plazo son ya bien conocidos (deterioro en memoria y síndrome disejecutivo), así como los efectos a corto plazo de otras sustancias como la cocaína.

Otro ámbito de actuación en la cada vez tiene mayor presencia la pericial neuropsicológica es en el Derecho Laboral.  Mediante los informes realizados por los neuropsicólogos forenses se dictamina el estado, mantenimiento, evolución o fase final de las condiciones cognitivas y psíquicas que pueden condicionar las  capacidades laborales de una persona y que se han puesto en entredicho tanto de forma transitoria como permanente.  La estimación de la naturaleza, gravedad y cronicidad de las secuelas de accidentes  laborales o de tráfico se hace necesaria para determinar la cuantía de la pensión de invalidez y  la incapacidad laboral. Cuando finaliza el tratamiento médico y rehabilitador, el Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social (Real Decreto Legislativo 1/1994 de 20 de junio) establece tres  supuestos en los que se puede encontrar el trabajador: curación sin secuelas, con secuelas de  lesiones permanentes no invalidantes y con lesiones constitutivas de invalidez permanente en  alguno de sus grados. Los grados de invalidez se recogen en esta ley en su artículo 137 y son: a)  incapacidad permanente parcial, b) incapacidad permanente total, c) incapacidad permanente  absoluta, d) gran invalidez.

Cada una de estas situaciones implica una compensación económica según los  distintos baremos (como, por ejemplo, los incluidos en el Anexo de la Ley 30/1995, de 8 de  noviembre, de Ordenación y Supervisión de los Seguros Privados) y, además, son merecedoras  de servicios y prestaciones según la recién aprobada Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de  Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia.  ( Verche, E. Neuropsicologia forense: Estado del Arte.

 Finalmente en Derecho Penal, las competencias de la neuropsicología forense está referidas a los casos en los que se encuentran implicado el daño cerebral y sus consecuencias cognitivas, emocionales, funcionales y sociales, tanto el referencia al imputado, victima, testigo u otra persona implicada en la causa.

En un procedimiento criminal, la opinión del neuropsicólogo  puede ser requerida, además, para recomendar un tratamiento o establecer el potencial para  la rehabilitación del reo (Lezak y cols. 2004).

Referencias bibliográficas

Díez, L. Sistema de Derecho Civil. . vol. 1, Madrid, Tecnos, 2003.

Gómez Orbaneja, E., Derecho procesal penal, Madrid, 1975.

Jarne, A. y Aliaga, A. “Manual de Neuropsicología Forense. De la clínica a los tribunales”. Barcelona, Herder, 2010

Jarne, A. “Neuropsicologia forense: una nueva especialidad.” 2001.

MacMahon, E y Satz, P., “Clinical neuropsychology: some forensic applications”, en Fliskov, S. y Boll, T. (comps.), Handbook of clínical neuropsychology, New York, Whiley, 1981.

Rodriguez, M., Manual del perito médico: fundamentos teóricos y jurídicos, Barcelona, Díaz de Santos, 1991.

Verche, E. Neuropsicología Forense. El estado del Arte. 1988